Los ‘food trucks’ o camiones de comida forman parte del paisaje Estados Unidos. Es habitual verlos aparcados en los lugares más concurridos de grandes y pequeñas poblaciones para abastecer con comida a todos aquellos que andan con prisa.

Pero, a pesar de su popularidad en Norteamerica, estos restaurantes sobre ruedas han tardado en cruzar el charco y llegar hasta nuestro país. A pesar de que en España estamos habituados a ver aparcados en la calle puestos de castañas o churrerías, no fue hasta el año 2014 cuando comenzaron a popularizarse los ‘food trucks’ en nuestro país.

Koldo Royo, el chef pionero

Koldo Royo hablando de Food Trucks
Koldo Royo hablando de Food Trucks

El pionero en nuestro país de estas cocinas sobre ruedas fue el chef Koldo Royo. El cocinero decidió cerrar su restaurante y ponerse al volante de un ‘food truck’ en el que vendía perritos calientes cerveceros en Mallorca. Royo consiguió prender la mecha y tras él han sido muchos lo que han sabido aprovecharse de todas las ventajas que ofrece el ‘street food’

Los ‘food trucks’ comenzaron así a convertirse en las opciones gastronómicas elegidas en numerosos eventos, adquiriendo poco a poco una mayor notoriedad y presencia en toda España.

Y ese éxito progresivo de las cocinas sobre ruedas fue lo que hizo que se organizaran los primeros eventos dedicados tan solo a los ‘food trucks’. Barcelona fue la ciudad pionera en este tipo de eventos con Eat Street o Van Van Market. Madrid tampoco se queda atrás y también tiene su propio evento food-truck: Madreat, que llegó a la capital española en octubre de 2014.

Este tipo de eventos han conseguido demostrar que la comida callejera, elaborada en estos pequeñas cocinas móviles, no es sinónimo de comida rápida o comida de baja calidad. Así es posible disfrutar, a pie de calle, desde hamburguesas, a pizzas, crepes o una caña de cerveza artesana, demostrando así que las posibilidades de un ‘food truck’ son infinitas.

Las trabas de la legislación española

A pesar de su popularización y de los productos de gran calidad que ofrecen tan solo es posible disfrutar del Street food en ferias y eventos privados. La legislación española, por el momento, limita la venta ambulante de comida a este tipo de eventos ya que la venta de cualquier producto alimenticio, a excepción de castañas y churros, elaborado en la vía pública está prohibido.

Food Trucks en barcelona
Los Food Trucks durante la shopping night (BCN)

Para conseguir superar esta barrera y lograr que la legislación cambien ya han nacido asociaciones, como ‘Street Food Madrid‘, que abogan, como explican en su web, “por un cambio legislativo que abra la calle al talento gastronómico español y promocionando el emprendimiento en clave ‘street food’”. Desde esta asociación se tiene claro el potencial de este tipo de restaurante móviles, como una manera de fomentar el emprendimiento y la innovación en la gastronomía.

Desde que el cocinero Koldo Royo deleitara a los mallorquines con sus exquisitos ‘hot dogs’ muchos chefs han sabido aprovechar las ventajas que este tipo de furgonetas. La presencia de los ‘food trucks’ ferias o eventos se ha convertido en imprescindible, logrando tener su propio espacio en eventos gastronómicos tan importantes como el Salón Gourmet, mostrando así que estas cocinas móviles han ‘aparcado’ para quedarse.

Deja una Respuesta